domingo, 4 de septiembre de 2011

¡Indignaos!

Cuando redactamos ésta contabilizamos 1.313 días de indignación sostenida:

1. Por la profunda frustración que el RD 1629/2006 ha causado entre el profesorado de Escuelas Oficiales de Idiomas. Mil veces citado en este blog, dicho Real Decreto, del Ministerio de Educación y Ciencia, ha fragmentado y mutilado las enseñanzas de idiomas a adultos en España.

2. Por la maliciosa incompentencia de la autoridad educativa de la Comunidad de Madrid, a quien le importa un higo la educación pública: gasto que no inversión; recorte economicista donde el sentido común dice que hay que invertir. ¿Para qué quieren el dinero que ahorran: más policía o publicidad?

3. Por el derroche de recursos y medios para intentar mediante el márquetin hueco lo que no da más que votos: la educación llamada "bilingüe" no engaña ni a sus actores; de la "excelencia" ni hablamos, V.E.

4. Humillantes insultos públicos de quien previamente ha derrochado fondos en campañas, y en legislación ridícula, para "reforzar" la autoridad e imagen del enseñante. No puede ser ignorancia, es malicioso márquetin el de la autoridad educativa y gubernamental de Madrid que, por otra parte, afirma que sólo nos quejamos por trabajar 20 horas a la semana.

5. Porque, volviendo a nuestro problema, el reciente recorte de la Comunidad de Madrid rompe con el proyecto educativo de las Escuelas Oficiales de Idiomas. Ignora premeditadamente lo que cuesta en tiempo y trabajo elaborar dicho proyecto, las programaciones, diseñar la evaluación, llevarla a cabo, formar y formarse profesional y permanentemente en un terreno como el de los idiomas modernos con todos los cambios pedagógicos y de medios que nuestra labor requiere.

6. Por creer que el supuesto sacrificio pasajero no va a tener consecuencias inmediatas y a medio plazo en la sociedad, precísamente cuando la formación en idiomas puede ser de especial utilidad si sirve para que los parados aprovechen esa desgraciada circunstancia para formarse y mejorar sus expectativas.

7. Por la incompetencia de una autoridad que con todos los medios y expertos a su alcance no ven que hay alternativas sensatas para "recortar" costes sin afectar al servicio: revisen unos currículos innecesariamente onerosos con el número de cursos.

Con el mismo personal del año pasado se pueden ampliar o modificar currículos para alcanzar los niveles profesionalmente significativos en la adquisición de una competencia comunicativa realmente avanzada. Reordenen currículos según el tiempo que es preciso para alcanzar objetivos en función de la dificultad del idioma de aprendizaje. Concentren esfuerzos para maximizar la inversión y descuentos en EEOOII.

Toda esa incompetencia nos indigna porque para hacer lo que han hecho no es necesaria la inteligencia y la responsabilidad. Nos indigna que no tengan luces. No las tienen, entre otras razones, porque no se prestan a la comunicación profesional con los que estamos a pie de obra, sólo ven cifras y las cifras autocomplacientes, mal interpretadas y sin alma yerran inexorablemente.

Finalmente, también nos indignan los que cuando toca protestar y quejarse no comparecen, o cuentan con que los demás les arreglamos las cosas o con que los problemas se resuelven solos. Nos duele y los echamos de menos. A los demás "nos sobra esperanza, tenemos ilusion (todavía)". Vale.

Por favor, ponte al día, entérate: MalaEducación - Nos jugamos nuestro futuro

Continuará




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por lo escrito en la página y por el link a un video estupendo. O sea, que trabajando en domingo... me parece que eso se sale de las 20 horas.
¡Qué tiempos tan terribles!

Latixer dijo...

Ayer y hoy he estado en la concentración de Vitruvio. Éramos muy pocos profesores de EOI e hicimos lo que pudimos para informar a los medios que pasaron por allí y no tenían ni idea de que nosotros también estábamos afectados. ¿No habría que hacer algo para que esto trascendiera? Ni siquiera los alumnos saben lo que se van a encontrar cuando quieran matricularse.

Anónimo dijo...

Es necesario informar a los alumnos para que sean conscientes de que van a ser también quienes paguen el recorte, pues en modo alguno se les van a poder impartir las 120 horas que tenían hasta ahora, si el profesor tiene 20 horas a la semana pero cinco grupos. No es solo una reivindicación laboral; es una defensa de la enseñanza pública (la de todos y para todos)frente a los ataques que viene sufriendo en los últimos años.

Sería una pena que, ahora que los profesores de otros cuerpos están más unidos y activos que en ningún otro momento que recordemos, nos quedáramos al margen.

Anónimo dijo...

Es importante que el jueves día 8, estemos todos, en la reunión de apeoim.(Escuela de goya a las 12.00) Tenemos que acordar medidas comunes entre las eeooii. De otra forma nos van a pisotear de mala manera.
Profesora a tiempo completo
(Yo sí quiero trabajar solo 20 horas a la semana)